Convivencia

El Chartreuse, sinónimo de compartir 

Consumido en Cóctel, al final de una comida o en fiestas, el Chartreuse incita a compartir. No sorprende que amadrine fiestas patronales como la de Santa Tecla, pero también festivales como los siguientes: el cortometraje europeo de Arcs, las películas de aventuras de Autrans, el Derby de la Meije, el festival Musilac, el festival Berlioz… Fastuoso, perfecto para despertar la empatía, da ganas de compartir, de vivir una anécdota, un momento  excepcional. Algunos lo convierten en una pasión y se reúnen a su alrededor, como en el Club des Fous de Chartreuse. Para otros,  el entusiasmo nace durante sus estudios hosteleros y nunca les abandonará. ¡Hasta tal punto que el Chartreuse se convierte en la bebida de los barmen que se reúnen tras el trabajo para una copa llena de placer! 

15 años del club fous de Chartreuse 

El club des fous de Chartreuse, fundado por Philippe Beaudet en 1999, celebró su décimoquinto aniversario. Este grupo de incondicionales se reúne con frecuencia para degustar Chartreuses envejecidos en la bodega de la calle  Archives, en París. Por sus 10 años, el Club des fous de Chartreuse viajó hasta Voiron donde les esperaba una sorpresa: une edición  de Chartreuse episcopal especialmente realizada para la ocasión.

La bebida oficial de les festes de Santa Tecla

Las festividades de Santa Tecla hacen vivir el folclore Catalán: "entremesos, bestiari i altres grups del Seguici Popular, balls parlats, colles castelleres, músiques" invaden las calles de Tarragona durante 10 días. El Chartreuse forma parte de la fiesta. Tarragona rinde homenaje a los cartujos que se instalaron en su destilería de 1903 a 1989. La bebida oficial , «La Beguda de les festes», da fe de ello: 1 parte de Verde, 2 partes de Amarillo y 7 partes de Granizado de limón. Cada año se dedica a la ciudad para la ocasión. una serie limitada de Chartreuse Verde y Amarillo y un envase el "barrilet", para transportar consumir y compartir la bebida de las fiestas.